Historias de un desadaptado

sábado, marzo 04, 2006

Juan Salvador Gaviota



Ayer en la noche me leí el libro Juan Salvador Gaviota y me impresionó ver la relación tan impresionante que tiene esa gaviota conmigo.

Vivimos en una comunidad donde a los individuos solo les interesa saber lo necesario para sobrevivir, no les interesa el aprender, saber de donde vienen las cosas o por qué ocurren, pero lo peor no es eso, lo peor ocurre cuando despues de haber una aprendido algo y quiere transmitirlo a su projimo y este se molesta cuando piensa que puede ocurrir un cambio, quieren mantenerse en lo mismo sin siquiera ver si lo nuevo puede o no ser mejor para ellos, eso frustra bastante, pero en la historia sale un pensamiento que me lleno de optimismo y me anima a continuar con esto, aprender y enseñar lo aprendido:

"-No comprendo cómo te las arreglas para amar a una turba de pájaros que acaba de intentar matarte.
-Vamos, Pedro, ¡no es eso lo que tú amas! Por cierto que no se debe amar el odio y el mal. Tienes que practicar y llegar a ver a la verdadera gaviota, ver el bien que hay en cada una, y ayudarlas a que lo vean en sí mismas. Eso es lo que quiero decir por amar. Es divertido, cuando le aprendes el truco. Recuerdo, por ejemplo, a cierto orgulloso pájaro, un tal Pedro Pablo Gaviota. Exilado reciente, listo para luchar hasta la muerte contra la Bandada, empezaba ya a construirse su propio y amargo infierno en los Lejanos Acantilados. Sin embargo, aquí lo tenemos ahora, construyendo su propio cielo, y guiando a toda la Bandada en la misma dirección."

Aqui les van otras frases dignas de ser citadas:

"-Cada uno de nosotros es en verdad una idea de la Gran Gaviota, una idea ilimitada de la libertad -diría Juan por las tardes, en la playa -, y el vuelo de alta precisión es un paso hacia la expresión de nuestra verdadera naturaleza. Tenemos que rechazar todo lo que nos limite. Esta es la causa de todas estas prácticas a alta y baja velocidad, de estas acrobacias..."

"-Ayúdame -dijo apenas, hablando como los que van a morir
-. Más que nada en el mundo, quiero volar...
-Ven entonces -dijo Juan-. Subamos, dejemos atras la tierra y empecemos.
-No me entiendes. Mi ala. No puedo mover mi ala.
-Esteban Gaviota, tienes la libertad de ser tú mismo, tu verdadero ser, aquí y ahora, y no hay nada que te lo pueda impedir. Es la Ley de la Gran Gaviota, la Ley que Es.
-¿Estás diciendo que puedo volar?
-Digo que eres libre.
Y sin más, Esteban Lorenzo Gaviota extendió sus alas, sin el menor esfuerzo, y se alzó hacia la oscura noche. Su grito, al tope de sus fuerzas y desde doscientos metros de altura, sacó a la Bandada de su sueño:
-¡Puedo volar! ¡Escuchen! ¡PUEDO VOLAR!"

"-La única Ley verdadera es aquella que conduce a la libertad -dijo Juan-. No hay otra."

"-¿Cómo quieres que volemos como vuelas tú? -intervino otra voz-. Tú eres especial y dotado y divino, superior a cualquier pájaro.
-¡Mirad a Pedro, a Terrence, a Carlos Rolando, a Maria Antonio! ¿Son también ellos especiales y dotados y divinos? No más que vosotros, no más que yo. La única diferencia, realmente la única, es que ellos han empezado a comprender lo que de verdad son y han empezado a ponerlo en práctica."

"-El problema, Pedro, consiste en que debemos intentar la superación de nuestras limitaciones en orden, y con paciencia. No intentamos cruzar a través de rocas hasta algo más tarde en el programa."

"-Pobre Pedro. No creas lo que tus ojos te dicen. Sólo muestran limitaciones. Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar."

"Después de un tiempo, Pedro Gaviota se obligó a remontar el espacio y se enfrentó con un nuevo grupo de estudiantes, ansiosos de empezar su primera lección.
-Para comenzar -dijo pesadamente-, tenéis que comprender que una gaviota es una idea ilimitada de la libertad, una imagen de la Gran Gaviota, y todo vuestro cuerpo, de extremo a extremo del ala, no es más que vuestro propio pensamiento.
Los jóvenes lo miraron con extrañeza. ¡Vaya, hombre!, pensaron, eso no suena a una norma para hacer un rizo...
Pedro suspiró y empezó otra vez:-Hum... ah... muy bien -dijo, y les miró críticamente-. Empecemos con el vuelo horizontal. -Y al decirlo, comprendió de pronto que, en verdad, su amigo no había sido más divino que el mismo Pedro.
¿No hay límites, Juan? pensó. Bueno, ¡llegará entonces el día en que me apareceré en tu playa, y te enseñaré un par de cosas acerca del vuelo!Y aunque intentó parecer adecuadamente severo ante sus alumnos, Pedro Gaviota les vio de pronto tal y como eran realmente, sólo por un momento, y más que gustarle, amó aquello que vio. ¿No hay límites, Juan?, pensó, y sonrió. Su carrera hacia el aprendizaje había empezado..."

5 comentarios:

Pablo dijo...

William
Creo que a esta Gaviota mas que enseñar lo que le interesa es no seguir a la bandada en las cosas mundanas y mejorar ella como individuo, lo que enseña no lo hace en forma directa sino indirecatmente al esperar que otras sigan su paso, metaforicamente lo que seria en lo nuestro es dejar de seguir al resto y buscar la manera de superarnos como individuos en forma espiritual, el problema de la gente no es que no quiera aprender por los cambios que se originen sino que no le interesa la espiritualidad solo lo material, vivimos en un mundo en el cual es mas importante tener muchos lujos, que ser una buena persona, sin importar a costa de que se logran esos lujos, lo material prima sobre lo espiritual de ahi que si vos queres enseñar algo que no sea para ganar plata a nadie le importa nada, fijate que estan acabando con el mundo pero a nadie le importa solo esperan ganar mas plata, poder y dinero nos manejan hoy, por eso Jaun Salvador Gaviota hoy a nadie le importa.

Pablo

Ivan Trujillo. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ivan Trujillo. dijo...

Bien, es cierto lo que dice Pablo, parece ser mayoria lo que se opina sobre hacia donde se orienta la corriente del mundo hoy en dia, pero valdria la pena descubrir si hay algo mas en la vida como Juan Salvador Gaviota?? existira una meta fija que te permita descubrir que hay algo mas trascedental en la misma corriente a la cual nos hayamos sumergido por poco o por mucho tiempo?? cada uno sabe hacia donde se dirije nuestra propia vida, que es lo que ha logrado, donde estan puestas nuestras energias, donde esta la mirada de nuestro corazon, nustro tesoro, que amamos mas... quizas apele al egoismo, pero creo que a diferencia de Juan, el habla sobre ir mas alla, aislarte y salir de la corriente, descubrirte a ti mismo, ver que talentos, dones y virtudes tienes, saber quien eres, solo asi seras capas de dar lo maravilloso de ti, porque si eres conciente de lo maravilloso y extraordinario que eres, veras que el mundo aceptara lo mejor de ti, te seguiran, al final te daras cuenta que todos querran volar asi como tu... se trata de construir un mundo nuevo, donde todos vuelen por llegar hacia los demas y hacer el bien, se trata de amarse y amar al projimo a pesar de la indiferencia y la corriente del conformismo, siempre hay algo mas... Tu diras, "pero no soy una gaviota, no podre volar jamas...",o diras, "pero ir en contra de la corriente es dificil...", Jesus lo hizo, diras, pero el fue "Hijo de Dios", entonces quien eres tu...??, empieza por alli, habla con tu padre. No hay imposibles, no hay limitaciones. Quien eres tu???

Frank Mouri dijo...

Hola amigo!! me encantó tu analisis de esta casi olvidada oba que a mi me marcó por los 70, veo que a ti tambien y me suscribo a tus pensamientos....un abrazo!!!
Chicuta.

Prof. Marisol dijo...

Sí,yo también estoy convencida de que se trata nada más que de saber QUIÊN es uno mismo,de decidir QUIÉN quiere ser uno mismmo,y de saber qué clase de relación quiero darle a mi QUIËN soy,con respecto al "NADIE" que me circunda y que ciertamente me importa porque interactúo con ellos,para ellos.


No estoy de acuerdo con eso de "superarnos espiritualmente",como si mi QUIEN tuviera un espíritu y algo más.No es sano dividirme de esa forma.Mi vuelo no es privado,mi vuelo es público,es permanente,constante.Mi QUIën es íntegro.Soy la misma gaviota todo el tiempo.Soy espíritu que se muestra a través de todo lo que yo hago.O no hago.

Y es acción constante.Yo no puedo retirarme periódicamente a practicar el vuelo en soledad.


Pero lo que SÏ puedo es practicar y mejorar mi vuelo una y cien veces,me mire quien me mire.me juzgue quien me juzgue.

Si alguien me observa,bienvenido.Pero yo soy YO y lo que me importa fundamentalmente es mejorar MI vuelo.

Intentarlo.

Eso sí,los panzazos duelen.Las las rotas,también.


Pero nadie te quita lo volado.

Saludos !!!!


Free Template by Isnaini Dot Com